Skip directly to content

Impuestos saludables como prevención de ENT


En toda América Latina, como en gran parte del mundo, la carga de enfermedades no transmisibles (ENT) es alta y se mantiene en constante crecimiento.1

El consumo de productos no saludables, como tabaco, alcohol y bebidas azucaradas es un factor de riesgo importante para múltiples ENT, incluidas enfermedades cardiovasculares, cáncer, enfermedades respiratorias y diabetes.2

Como parte de su Plan de acción mundial para la prevención, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han respaldado la implementación de impuestos selectivos en estos productos.2

De acuerdo con la OMS, el aumento de los impuestos selectivos al consumo de tabaco y alcohol forma parte de las intervenciones consideradas como “mejores inversiones” por ser más rentables y factibles de aplicar para la prevención de las ENT, mientras que gravar las bebidas azucaradas es una medida costo-eficaz que puede ayudar a reducir la caries dental, la obesidad y la diabetes tipo 2.2

Prevención a través de políticas públicas
Los impuestos sobre consumos específicos permiten a los responsables de la formulación de políticas fijar y aumentar el precio de productos seleccionados, haciéndolos relativamente menos asequibles que otros bienes y servicios.1

Los impuestos saludables representan una opción de política con triple ganancia para los gobiernos, ya que: 2

1) Reducen el consumo de productos no saludables
2) Generan ingresos fiscales adicionales
3) A largo plazo, tienen el potencial de reducir los costos de atención médica y aumentar la productividad laboral.2

El impuesto al consumo de un peso por litro introducido en México en 2014 ha reducido las compras de bebidas azucaradas en un promedio de 7.6% anual durante los primeros dos años posteriores a la implementación. En Chile, el impuesto especial ad valorem de dos niveles se ha asociado con una reducción del 3.4% del volumen promedio mensual de compra en los hogares entre las bebidas azucaradas con mayor concentración de azúcar.1

La situación en la Región
En la Región de las Américas, el uso de tabaco es responsable de aproximadamente un millón de muertes al año, y en 2016 el alcohol ocasionó el 5.5% de todas las muertes.2

América Latina y el Caribe tienen la mortalidad absoluta más alta relacionada con el consumo de bebidas azucaradas en el mundo, con alrededor de 159 muertes por millón de adultos. De estas, el 80% estuvieron asociadas con la diabetes.1

En 34 de los 35 Estados Miembros de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) se aplican impuestos selectivos al consumo sobre cigarrillos y 21 de ellos aplican impuestos selectivos al consumo sobre bebidas azucaradas.2

 

Fuentes

1.- Sandoval R, Roche M, Belausteguigoitia I, Alvarado M, Galicia L, Gomes F, et al. Excise taxes on sugar-sweetened beverages in Latin America and the Caribbean. Rev Panam Salud Publica. [Internet]. 2021. [Consultado el 14 de abril de 2021]; 45: e21. Disponible en: https://iris.paho.org/handle/10665.2/53331 
2.- Organización Panamericana de la Salud. Impuestos saludables. [Internet]. 2021. [Consultado el 14 de abril de 2021]. Disponible en: https://www.paho.org/es/temas/impuestos-saludables 
 
La información contenida en esta sección se suministra exclusivamente al cuerpo médico con la intención de brindar información pertinente y actualizada sobre temas científicos de interés. Esta información no tiene la intención de apoyar, promocionar o recomendar indicaciones, dosificaciones o cualquier mensaje que no esté dentro de la información para prescribir aprobada de los productos de Pfizer en el país. ©Pfizer S.A.S. Todos los derechos reservados – Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización del titular.Pfizer, subsidiarias y relacionadas. Todos los derechos reservados – Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización del titular.
Código: Código: PP-UCM-COL-0091