Skip directly to content

Manejo de ENT durante emergencias humanitarias


Si bien el manejo de las enfermedades no transmisibles (ENT) siempre es complejo, los entornos humanitarios presentan una variedad de desafíos adicionales, incluyendo la diversa demografía de las poblaciones afectadas, los diferentes tipos de crisis y el amplio rango de padecimientos y presentaciones.1

Debido a la ruptura de los sistemas de atención médica, de la cohesión social y de la autoridad, este tipo de emergencias provocan la interrupción del acceso a los recursos existentes, perjudicando la capacidad de los servicios para satisfacer las necesidades esenciales.2 

Planeación de la respuesta ante la crisis 
Las crisis humanitarias pueden ser el resultado de conflictos internos o externos, desastres naturales, enfermedades epidémicas o pandémicas y emergencias complejas. Sus niveles incluyen:2 

Crisis emergente: las necesidades esenciales pueden o no estar cubiertas.2
Crisis aguda: fase de emergencia en la que algunas necesidades básicas ya no están cubiertas.2
Crisis crónica: la cobertura de las necesidades básicas es insuficiente y es posible volver a la etapa aguda.2
Postcrisis: las necesidades básicas son atendidas por estructuras cuya viabilidad aún es frágil.2

 

 

El tipo de respuesta dependerá del tipo y nivel de la crisis y de cuánta gente ha sido afectada, además de la carga previa de enfermedad y fragilidad.2  

Asegurando la atención de las ENT 
Para prevenir el exceso de mortalidad y morbilidad, la gestión de las ENT debe proporcionarse e integrarse en la atención primaria de salud lo antes posible.

1 Organizaciones como Médicos Sin Fronteras y la Agencia de la ONU para los Refugiados (UNHCR, por sus siglas en inglés) actualmente priorizan las enfermedades cardiovasculares con hipertensión, la diabetes y las enfermedades respiratorias crónicas. La inclusión de otras afecciones crónicas, como los trastornos de salud mental y la epilepsia debe considerarse al diseñar la intervención, basándose en la prevalencia y relevancia local.2 

La UNHCR considera que los componentes esenciales para brindar atención a las ENT son:1 

1. Clasificación y atención de primeros auxilios 
La capacidad para identificar, clasificar y tratar a los pacientes con presentaciones potencialmente mortales es esencial, ya sea mediante atención directa o por estabilización y referencia. Exacerbaciones y complicaciones agudas deben ser identificadas y atendidas con rapidez.1  

2. Seguimiento
Ya que la mayoría de las ENT precisan atención continua, debe contemplarse el acceso regular a consultas, medicamentos, dispositivos y pruebas de laboratorio. Los pacientes requieren de un control para determinar la adherencia al tratamiento, efectos secundarios y complicaciones.

3. Continuidad de la atención
Evitar la interrupción del tratamiento de las ENT requiere que el acceso a los medicamentos sea fiable y asequible. Para posibilitarlo, se necesita la colaboración con proveedores de salud y autoridades sanitarias locales, así como la integración con las estructuras existentes.1 

4. Vías de referencia
Más allá de su estabilización inicial, las enfermedades agudas precisan la derivación a nivel secundario e incluso terciario. Las vías de derivación deben establecerse rápidamente en función de la disponibilidad y el contexto locales.1 

5. Educación terapéutica y autogestión
Los pacientes con ENT necesitan información, educación y herramientas a las que puedan recurrir para el manejo de sus afecciones. Esto es particularmente importante en el caso de una población móvil.1 

6. Participación de la comunidad
La información sobre los servicios disponibles, la atención de seguimiento y la educación del paciente pueden delegarse a voluntarios, líderes comunitarios y grupos de autoayuda. Los días mundiales de concienciación pueden apoyar en la promoción de hábitos saludables. Esto puede ayudar a prevenir la sobrecarga de los sistemas de salud.1 

7. Prevención
Aunque las medidas preventivas primarias no son una prioridad inmediata de la respuesta de emergencia, pueden implementarse tras la estabilización. Cuando hay un diagnóstico existente, las medidas preventivas secundarias son importantes para impedir la progresión de la enfermedad y las complicaciones.1 

 
Consideraciones adicionales 

Dependiendo de la evaluación del sistema de salud local, se deben priorizar enfermedades como la diabetes tipo 1, donde la interrupción del tratamiento provoca descompensaciones rápidas.2 

Para decidir qué ENT abordar, se deben establecer prioridades en función de la carga de morbilidad en cada entorno y las deficiencias de los servicios de salud. Así, las intervenciones tienen que ser específicas para el contexto y adaptadas a la población objetivo.2

Por otro lado, las poblaciones en entornos humanitarios podrían depender de la asistencia alimentaria, por lo que es indispensable promover la provisión de una dieta suficiente y equilibrada. Las mujeres embarazadas, los niños con trastornos metabólicos o las personas con diabetes tipo 2 pueden requerir raciones de alimentos específicos y adecuados.1

Aunque la prevención de las ENT a nivel de población no es una prioridad durante la fase aguda de una crisis, la promoción de conductas saludables se puede incorporar en las actividades de divulgación de los programas comunitarios, en los casos donde estos existen, convirtiéndose en parte de los esfuerzos de integración de la comunidad.

Fuentes

1. UNHCR. Integrating Non-communicable Disease Care in Humanitarian Settings. An Operational Guide. [Internet]. 2020. [Consultado el 9 de abril de 2021]. Disponible en: https://www.unhcr.org/5fb537094.pdf
2. Aebischer Perone S, Martinez E, du Mortier S, Rossi R, Pahud M, Urbaniak V, et al. Non-communicable diseases in humanitarian settings: ten essential questions. Confl Health [Internet]. 2017. [Consultado el 9 de abril de 2021]. Disponible en:
La información contenida en esta sección se suministra exclusivamente al cuerpo médico con la intención de brindar información pertinente y actualizada sobre temas científicos de interés. Esta información no tiene la intención de apoyar, promocionar o recomendar indicaciones, dosificaciones o cualquier mensaje que no esté dentro de la información para prescribir aprobada de los productos de Pfizer en el país.©Pfizer S.A.S. Todos los derechos reservados – Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización del titular. Pfizer, subsidiarias y relacionadas. Todos los derechos reservados – Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización del titular.

Código:PP-UCM-COL-0090