Skip directly to content

Salud mental en Latinoamérica y el mundo


La salud mental es parte esencial de ese estado integral al que llamamos “salud”, y que incluye también los aspectos físicos y sociales; yendo más allá de la ausencia de trastornos o discapacidades mentales, es importante definirla como el fundamento del bienestar que permite a las personas el ejercicio pleno de sus capacidades, el disfrute de la vida y la contribución al funcionamiento de sus comunidades.1

A nivel mundial, la prevalencia de trastornos mentales va en aumento. Estos se caracterizan por una combinación de alteraciones en el pensamiento, percepción, emociones, comportamiento y en la manera en que se interactúa con otros.2

Entre estos se cuentan la depresión -que, aunque puede prevenirse, es una de las principales causas de discapacidad en el mundo-, el trastorno afectivo bipolar, la esquizofrenia, la demencia, las discapacidades intelectuales y los trastornos del
desarrollo. 2

Una epidemia silenciosa Los trastornos mentales pueden ser determinados por múltiples elementos sociales, psicológicos y biológicos; entre sus factores de riesgo más conocidos están, además de factores genéticos y desequilibrios bioquímicos cerebrales, las presiones socioeconómicas, las condiciones de vida poco saludables, la exposición a riesgos ambientales, la amenaza constante de violencia, la discriminación de género y la exclusión social. 2,3

Es importante considerar que los trastornos mentales, neurológicos y aquellos provocados por el uso de sustancias constituyen una causa importante de morbilidad, mortalidad prematura y discapacidad, además de que aumentan el riesgo de padecer otros problemas de salud.4

Algunos de estos trastornos pueden ser prevenidos. Aunado a esto, existen tratamientos que permiten aliviar el sufrimiento que causan en los pacientes, por lo que es imprescindible que estos puedan acceder al apoyo social y a los servicios médicos necesarios. 2

Salud mental en cifras

  • En los países de ingresos bajos y medios, entre un 76% y un 85% de las personas con trastornos mentales graves no reciben tratamiento.2
  • En los países de ingresos elevados el porcentaje varía entre 35% y un 50%.2
  • A nivel mundial, la salud mental representa un 2.8% del presupuesto destinado a la salud.3
  • ​En el continente americano, el gasto en salud mental ronda entre el 0,2% y el 8,6%.3
  • Las condiciones de salud mental causan que 1 de cada 5 años se viva con discapacidad.5
  • Más de 90% de las víctimas de suicidio padecen un trastorno mental crónico que puede ser diagnosticado.4 Alrededor del 20% de los niños y adolescentes del mundo sufren una enfermedad mental.5
  • El suicidio es la segunda causa principal de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años.5
  • En 2017 se reportó que los trastornos de salud mental y aquellos provocados por uso de sustancias han experimentado un crecimiento del 13% durante la última década.5
  • Padecer un trastorno mental resta de 10 a 20 años a la expectativa de vida, en comparación con la población general.3

 

Fuentes

1. Organización Mundial de la Salud (OMS). Salud mental: fortalecer nuestra respuesta. [Internet]. 2018. [Consultado 9 de noviembre 2020]. Disponible en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/mental-health-streng...
2. Organización Mundial de la Salud (OMS). Trastornos mentales. [Internet]. 2019.[Consultado 9 de noviembre 2020]. Disponible en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/mental-disorders
3. Organización Panamericana de la Salud (OPS). No hay salud sin salud mental.[Internet]. 2020. [Consultado 9 de noviembre 2020].  Disponible en:
4. Organización Panamericana de la Salud (OPS). La salud mental en la Región de las Américas. [Internet]. 2017. [Consultado 9 de noviembre 2020].  Disponible en:
https://www.paho.org/salud-en-las-americas-2017/?post_t_es=la-salud-ment...
5. World Health Organization (WHO). Mental health. [Internet]. 2020. [[Consultado 9 de noviembre 2020]. Disponible en: https://www.who.int/health-topics/mental-health#tab=tab_2
Código: PP-UCM-COL-0043